Based in WORCESTER, MASSACHUSETTS, ATTORNEY MOORADIAN HAS REPRESENTED REFUGEES, ASYLEES, IMMIGRANT JUVENILES, and those seeking benefits from immigration such as green cards, visas and citizenship

Mooradian gana defensa de deportación para un joven salvadoreño en juicio

El abogado Mooradian recientemente aseguró la residencia permanente legal para su cliente en juicio. El demandado en el caso era un joven de El Salvador. El demandado había entrado los Estados Unidos hace muchos años como adolescente después de huir la violencia de pandillas y abuso domestico es su país de origen.

Al acusado se la había otorgado Estado Especial para Juveniles Inmigrantes durante la representación por un abogado anterior. Después de obtener ese estatus, el Departamento de Seguridad Nacional hizo acusaciones de que el encuestado era miembro de la pandilla MS-13 verificado y volvió a programar el caso para los procedimientos judiciales. En ese momento, el abogado Mooradian presentó su comparecencia ante el demandado.

Aproximadamente hace dos años, el abogado Mooradian apareció ante el tribunal de inmigración y argumentó que los alegatos de pertenecer a pandillas en contra del cliente fueron hechos sin merito. En particular, él presentó una petición en limine al tribunal y argumentó que las acusaciones no estaban fundamentadas, no se habían autentificado y no eran confiables, debido a que las acusaciones se basaban en pruebas de rumores y el demandado no tenía la oportunidad de interrogar a los testigos en su contra. Mientras que la jueza de inmigración no falló en favor de la petición en limine, ella si terminó los procedimientos de inmigración para que el cliente pudiera aplicar para su residencia permanente con la agencia de inmigración.

Aproximadamente un año después, el sector de Investigaciones de Seguridad Interior (HSI) de repente arrestó al cliente en su casa y lo detuvo en detención de inmigración. El abogado Mooradian respondió rápidamente en un esfuerzo por construir un caso sólido para argumentar a favor de la residencia permanente a discreción del tribunal. Eventualmente, el caso se movió en adelante a un juicio en el expediente de detenidos de la corte de inmigración de Boston.

A transcurso del caso, el Departamento de Seguridad Nacional presentó un paquete de evidencia en contra del cliente, incluyendo un cargo penal previo, asociaciones con miembros de pandillas conocidos, y acusaciones de fraude con respecto a una autorización de empleo. Mientras tanto, el abogado Mooradian había juntado evidencia sustancial sobre el carácter del cliente, incluyendo evidencia de su historial de empleo, para refutar las acusaciones de que el cliente pertenece a una pandilla. El abogado Mooradian también preparó una declaración sustancial detallando la vida del cliente y sus aspiraciones en los Estados Unidos, y dirigiéndose al único cargo criminal en su contra. El cliente estaba bien preparado para testificarle al tribunal, y el cliente se presentó arrepentido por infracciones en el pasado y como rehabilitado de esos errores. Y muy importantemente, el abogado Mooradian llamó en cuestión el peso probatorio que se le debe dar a las acusaciones de pandillero, que se basaban en informes policiales sin firma, declaraciones concluyentes sin ninguna descripción de las metodologías utilizadas, y varias evidencias de rumores.

Finalmente, el juez de inmigración concluyó que el cliente era creíble. El cliente había tenido una crianza tumultuosa, incluyendo violencia de pandillas en contra de sus familiares y amenazas contra él mismo. Además, el cliente había sido abusado severamente por su padre. A pesar de estos retos en su vida, él tenía un antecedente penal relativamente mínimo, y había hecho grandes avances en el trabajo. El juez de inmigración determinó que el acusado había refutado las acusaciones de pandillero en su contra por una preponderancia de pruebas. Dado que el cliente era prima facie elegible para el ajuste estatus (la residencia permanente legal) y que el caso se volvió a la discreción del juez de inmigración, el juez decidió otorgarle la residencia permanente legal en vez de retornar a este joven a su país de origen peligroso.

Ahora, el cliente planea regresar al trabajo; su autorización de empleo ha sido renovada, y en poco tiempo, recibirá su tarjeta de residencia permanente legal de la agencia de inmigración.

Mooradian gana Determiaciones Especiales para hermanas inmigrantes adolescentes

Ciudadanía para un cliente del Medio Oriente después de una solicitud de evidencia